Los adenomas hipofisarios son los tumores más frecuentes de la región selar y constituyen la tercera neoplasia intracraneal en frecuencia, tras gliomas y meningiomas.

25 de noviembre de 2012

Resonancia Magnética Abierta: Una solución en países que enfrentan crísis económica.

Buenas noches amigos, después de varias semanas ausente estoy de vuelta; les comentaré que mi ausencia se debió a que desde hace unos meses trabajo en el proyecto del área de resonancia magnética abierta en el gabinete donde laboro en Oaxaca, pero hace unas semanas me pusieron como director del área para hacerla funcionar, en una ciudad competida, con resonadores de mayor campo que el nuestro que es de 0.35 T, lo que ha sido tarea ardua y difícil  pero lo estamos logrando. Es por eso que me interesa escribir este pequeño artículo para presentar una solución de diagnóstico buena y económica en ciudades de provincia donde los estudios costosos de RM, como los del D.F, no puede ser costeados por nuestros pacientes, que la mayoría son de escasos recursos.

Hace mas de año y medio que empecé con el dueño del gabinete a plantear la necesidad de tener un resonador por la cantidad de pacientes y patología que lo requieren aquí en Oaxaca; pero hacer realidad este sueño es siempre una tarea costosa y difícil de llevar a cabo. Primero que nada es decidir que tipo de equipo se traería, para que su mantenimiento e instalación no fueran tan elevados y pudiéramos ofrecer estudios a bajo costo, pero de buena calidad diagnóstica. Desde un principio yo tenía en mente un equipo abierto, ya que son equipos accesibles en cuanto a costo, si se compran usados, pero en muy buenas condiciones, sobre todo en E.U.; por otro lado su mantenimiento es relativamente bajo, dependiendo si es magneto permanente o nó, ya que la diferencia radica en que si es permanente, no necesitará helio para su enfriamiento, ya que solo requere enfriamiento por aire; en cambio el magneto no permanente necesitará un mínimo de helio para enfriar solo la cabeza fria, que se deberá cambiar aproximadamente cada año.

En nuestro caso se decidió traer un equipo abierto con magneto permanente de la marca Hitachi, modelo ARIS I de 0.35T, el cual no prometía mucho al ver la imagenes que nos mandaron sus primeros dueños de California; traerlo fue todo una odisea, al igual que colocarlo dentro la sala, previa instalación de la jaula de Faraday que llevó mas de un mes construirla.  Posteriormente de colocado se hacen los acabados de la sala junto con las instalaciones eléctricas y del aire acondicionado de mas de 5 toneladas, que es pieza clave para mantener la temperatura de la sala fija, con un rango de variación de solo dos grados, debiendo estar prendido día y noche. Después llegó la hora de montar los módulos que hacer funcionar la electrónica del equipo y probar cada parte para corroborar su funcionamiento  y dándonos cuenta que hubo partes que se dañaron durante el traslado del equipo, por lo que se tuvieron que pedir de nuevo para poder hacer funcionar los módulos; después de mas de tres meses de larga espera, llegó un ingeniero americano, que de hecho ayudó a diseñar el equipo para la compañía Hitachi, el cual en solo tres dás de estancia en el gabinete hizo la magia de hacerlo funcionar.

 
 

Pasaron unas cuantas horas interminables, para anunciar que haríamos la primera prueba de imagenes después de 6 meses de espera, desde que el equipo pisó tierras Oaxaqueñas; los minutos parecías días para poder ver las imagenes, que el verlas por primera vez en el monitor VGA, como los de cuando era niño, parecían un milagro, ya que había muchas esperanzas, ilusiones, frustraciones detrás de ese momento, que fue histórico para los que ahí trabajamos. Después de ese primer estudio de prueba siguieron muchos más para corroborar que no había fallas de los sistemas. Al término de 5 días el Ing. Dan, se despedía para regresar en otra visita de mantenimiento en 6 meses; era entonces nuestro momento de comenzar a diagnosticar, pero como hacerlo si tenemos equipos de 1 y 1.5T en esta ciudad. Afortunadamente hace algunos años, en mi antiguo trabajo tuve la oportunidad de aprender a usar equipos abiertos de poco teslaje, pero que dan muy bena calidad de imagen, si tenemos la paciencia de leer los manuales y ver que la calidad de imagen en estos equipos se logra con secuencias un poca mas lentas que los equipos recientes. Con este me refiero a que si en un equipo de 1.5 T nos tardamos 3 min en una secuencia T2 sagital para columna lumbar, en los equipos abiertos, esta secuencia debe durar por lo menos de 8 a 12 minutos para que tenga una calidad similar de resolución para un adecuado diagnóstico radiológico.




Desde hace 6 meses que llevamos en activo con el equipo he trabajado mucho en la creación de protocolos para este equipo, teniendo que modificar muchos parámetros, como son el FOV, el TR, el TE, el número de adquisiciones, el Flip Angle, etc, para lograr imágenes que a continuación verán y que son de alta calidad, ademas de competitivas y con un bajo costo, que es menor de 4 mil pesos la mayoría de nuestros estudios. Esto se hizo pensando en la población que atendemos, la cual es de bajos recursos y que muchas veces tienen que trasladarse desde otras ciudades para hacerse un estudio de este tipo, y que dificilmente podrían pagar mas de 5 mil pesos que cuestan en otros gabinetes. Es por eso que puedo asegurar que en ciudades pequeñas, los resonadores abiertos son una buena solución diagnóstica para la mayoría de problemas de columna, articulaciones pequeñas, cerebro, etc. Solo se debe tomar en cuenta que el tiempo de cada estudio es fundamental para la calidad, siendo como regla que los estudios por lo menos duran una hora, hecho que no es tan malo con los equipos abiertos que evitan mucho de la claustrofobia que sufren los pacientes en los equipos cerrados. Ojalá estos consejos les ayuden y los invito a valorar las imagenes del centro radiológico donde laboro. (Laboratorios Viazcán).