El neumotórax es la presencia de aire en el espacio (virtual en el sano) interpleural: entre la pleura visceral y la parietal. Origina un mayor o menor colapso del pulmón, con su correspondiente repercusión en la mecánica respiratoria y hemodinámica del paciente, donde el origen puede ser externo (perforación en la caja torácica) o interno (perforación en un pulmón).

4 de abril de 2012

Colangioresonancia: Utilidad y Ventajas sobre estudios de Rayos X contrastados e invasivos



LESIÓN DE LA VÍA BILIAR POST-QUIRURGICA







La aparición de una colestasis, con o sin ictericia, obliga al 
clínico a determinar, por su diferente tratamiento, si es de naturaleza obstructiva o no. Es por eso que en el estudio de la patología del árbol biliar es indispensable reconocer la causa del problema, para realizar un algoritmo terapéutico. El diagnóstico por imagen de esas patologías se realiza mediante múltiples técnicas que pueden ser: 1) invasivas  como: colangiopancreatografía retrógrada endoscópica y colangiografía transhepática, o 2) no invasivas como: ecografía, tomografía computarizada con o sin la administración de contraste, medicina nuclear, y la colangioresonancia magnética, siendo este último método, la mejor técnica no invasiva de evaluación del árbol biliar, ya que tiene una sensibilidad demostrada de un 95% y una especificidad de 90%.

En una revisión retrospectiva, que hice de 40 estudios de colangioresonancia del servicio de resonancia magnética del hospital de especialidades en el CMN Siglo XXI, de enero del 2008 a diciembre del 2008, en pacientes con clínica de obstrucción biliar, se obtuvieron las frecuencias de los hallazgos y causas más frecuentes por edad y sexo, que les presentó a continuación:

 
 

 
 



Dilatación importante DE LA VÍA BILIAR INTRA Y EXTRA HEPÁTICA 
SECUNDARIA A LA PRESENCIA DE LITOS eN COLÉDOCO DISTAL.
VESÍCULA BILIAR QUE SE OBSERVA DISTENDIDA PERO HIPOINTENSA EM LA RECONSTRUCCIÓN MIP YA QUE PRESENTA LODO BILIAR IMPORTANTE. NO SE OBSERVAN DATOS DE DILATACIÓN DE LA VÍA BILIAR.
OBSERVAMOS LA PRESENCIA DE UN QUISTE DE COLÉDOCO TIPO II QUE DEPENDE DEL TERCIO MEDIO DEL COLÉDOCO, CON EVIDENCIA DE LEVE DILATACIÓN DE LA VÍA BILIAR INTRA HEPÁTICA.
SE OBSERVA IMPORTANTE DILATACIÓN DE LA VÍA BILIAR INTRA Y EXTRA HEPÁTICA, SECUNDARIO A LA PRESENCIA DE UNA TUMORACIÓN DE CABEZA DE PANCREAS DE APROXIMADAMENTE 30 X 25 mm.