Los adenomas hipofisarios son los tumores más frecuentes de la región selar y constituyen la tercera neoplasia intracraneal en frecuencia, tras gliomas y meningiomas.

24 de mayo de 2012

Estudio Radiológico de las Lesiones Oseas

Lesión con matriz condroide en tercio
distal del fémur: Fibroma Condromixoide
Buenas tardes tengan todos ustedes; este comentario lo voy a dedicar a un tema que muchas veces es un dolor de cabeza para todos los radiólogos, y me refiero a los tumores óseos. Esto se dá creo yo, primero que nada porque hay una variedad tan grande de tumores, que sería imposible conocer las características de todos ellos; en segundo término, se encuentra en mi caso, una rotación de apenas dos meses por los servicios de ortopedia, que realmente son insuficientes para conocer a fondo características radiológicas de los tumores, ademas de todos los procedimientos que debemos aprender durante estas rotaciones, como son mielografías, artrografías, etc.



Sin embargo a pesar de estas dificultades, en nuestra vida profesional siempre tendremos contacto con pacientes que presentan lesiones óseas, ya sean benignas y malignas, y una de nuestras primeras funciones es saber reconocer las lesiones y describirlas adecuadamente para que aunque no lleguemos a un diagnóstico presuntivo, nuestra descripción de la lesión oriente al medico tratante para saber que tipo de lesión podría ser. Además después de algunos años de estar en mi práctica profesional, me he dedicado a estudios más a fondo este tema, llegando a la conclusión que primero que nada debemos saber el sexo del paciente, conocer su grupo etario y el sitio de la lesión que estamos viendo; después buscar datos de engrosamiento o adelgazamiento de la cortical ósea, presencia o nó de reacción perióstica, tipo de matriz de la lesión (componente principal de la lesion: óseo, cartilaginoso o reactivo), ver si es una lesión expansiva, buscar afección de tejidos blandos adyacentes.

Osteosarcoma de Ewing



Conociendo estos datos podremos clasificar la lesión del paciente en un grupo reducido de lesiones, que por sus características, cumplen con algunos de los datos anteriores, además de que podremos con un margen amplio de certeza saber si se trata de una lesión maligna o benigna, para solicitar estudios de extensión, como son la TAC, la IRM o el PET. Les dejo una clase de tumores que me parece muy completa, que ojalá les ayude en estos casos y algunos ejemplos de lesiones óseas.










Reacción Perióstica en Sol Naciente
sugestiva de Osteosarcoma
Reacción Perióstica
en Sol Naciente
sugestiva de Osteosarcoma


Osteosarcomas que afectan los tejidos blandos adyacentes.

Tumor Células Gigantes
Osteosarcoma


Encondroma en falange proximal